10 Razones para conducir un coche eléctrico

Escrito por Redacción el día 16/02/2017. En Blog

10 Razones para conducir un coche eléctrico

 

Si todavía no estáis muy seguros, no os preocupéis. Nosotros, convencidos de que la movilidad eléctrica ya ha empezado a ser y será el futuro, hemos recogido 10 buenas razones que te harán cambiar de opinión si aún tienes dudas.

 

1. Ahorro en el consumo

¿Estas cansado o cansada de dejarte el sueldo en combustible? Pásate a los eléctricos. El precio que implica la recarga de un coche eléctrico es mucho menor que lo que nos podemos llegar a gastar en gasolina. Para hacernos una idea, el consumo promedio de un vehículo eléctrico está entre los 14 y los 19 kWh cada 100 km. En cambio, si realizamos una conducción deportiva, el consumo estaría entre los 20 y los 25 kWh cada 100 km. Considerando que el coste de la energía es de 0,06 €/kWh (en horario Valle que es cuando ser recargan, por la noche), 100 km de conducción nos saldrían por unos 0,90 € (o 1,20 € en conducción deportiva). Resumiendo, el coche eléctrico gasta unas 7 veces menos que un coche de combustión.

 

2. Stop contaminación

Esto lo saben hasta los niños de primaria (cuyos padres tienen un coche eléctrico claro). Aproximadamente el 80% de la contaminación urbana y el 35% de la total es causada por el transporte debido al consumo de combustibles fósiles. En cambio, los coches eléctricos no requieren de ningún tipo de combustión para su funcionamiento, por lo tanto ninguna sustancia nociva se genera cuando conduces un vehículo eléctrico.

Si la electricidad que utiliza el coche proviene de energías renovables (y así es cada vez más a menudo), como por ejemplo la eólica o la energía hidráulica, las emisiones de CO2 son totalmente nulas. Sin ir muy lejos, en Portugal, el 80 % de la electricidad procede de la energía eólica y otras renovables. En España, en 2014, las energías renovables produjeron más electricidad que ninguna otra fuente de energía, con un 43% de la producción eléctrica total.

 

3. Eficiencia energética mucho más elevada

Un coche que funciona con energía eléctrica consigue rendimientos energéticos que se mueven entre el 70 y el 85%. ¿Qué cuál es el rendimiento de un coche de combustión? Bien, un coche de gasolina tiene una eficiencia energética de alrededor del 20 por ciento…

 

4. Aumentamos el PIB

Si empezamos a ser cada vez más independientes del petróleo, haremos que su importanción se vea reducida y además fomentaremos la producción local de energía renovable, lo que hará que nuestro PIB aumente.

 

5. Conducción silenciosa

El placer de conducir eliminando prácticamente toda contaminación acústica que pueda generar el coche no se puede expresar con palabras. La conducción se hace más agradable y relajada y así, además, reducimos el ruido en las grandes ciudades.

 

6. Reciclar energía

Un vehículo eléctrico es capaz de reciclar la energía cinética y convertirla en energía eléctrica durante el frenado. La energía que perderíamos en forma de calor cuando pisamos el freno se reconduce a un sistema que la transforma en energía eléctrica que pasa a las baterías para ser reutilizada, convirtiéndose así en una energía limpia y gratuita. No está mal, ¿verdad?

 

7. Almacenaje de energía eólica en el propio vehículo

Cuando el viento sopla fuerte, el coche eléctrico puede almacenar dicha energía para utilizarla más tarde. A veces, hay momentos en que la producción de energía excede la demanda. En estos casos, los coches eléctricos pueden conectarse por la noche a la red y almacenar este exceso de eletricidad.

 

8. Menos materia prima para construir un coche eléctrico

La mecánica de un coche de gasolina es bastante más compleja, por lo que se requiere menos energía y menos materia prima para producir un vehículo eléctrico. Además, el interior de algunos de los vehículos eléctricos que se encuentran en el mercado está hecho de material reciclado.

 

9. Larga vida a los coches eléctricos

Como acabamos de decir, mecánicamente el vehículo eléctrico es mucho más sencillo que uno de combustión. Por lo tanto, al tener menos piezas mecánicas, sufre menor desgaste y dura más que un coche de gasolina. En consecuencia, los costes de mantenimiento se reducen mucho.

 

10. No hay excusa para encontrar tu VE ideal

La oferta de coches eléctricos en nuestro país está en constante crecimiento. Estos vehículos ya permiten el uso diario sin prescindir de ninguna prestación, con autonomías superiores a los 100 km por cada recarga y velocidades que superan los 100 km/h. Pásate por nuestra web y échale un vistazo a algunos de los modelos que puedes encontrar en el mercado ;)

 

¿Todavía seguís indecisos? Si por algún motivo la respuesta sigue siendo sí, no os perdáis siguientes entradas en el blog. Poco a poco veréis como os convencéis de que los coches eléctricos son la solución al problema de contaminación que hay en nuestras ciudades.

 

 

(no se mostrarà)

¿Te mueves de forma sostenible? Anímate y conviértete en promotor de la movilidad sostenible escribiendo tu propio post

Quieres ponerte en contacto con nosotros? escríbenos a info@conducetuciudad.com